Ginebra/Panamá, 7 de septiembre – El huracán más fuerte en más de una década pudo haber afectado un Estimado de 1.2 millones de personas y presenta una seria amenaza a millones más. Se presume al menos 10 fallecidos.

El huracán Irma, clasificado como categoría 5, ha realizado su paso destructivo por media docena de naciones y territorios caribeños en las ultimas 24-36 horas. Los reportes de Barbuda sugieren que casi todos los edificios han sufrido daños o destruidos, mientras que cientos de miles de personas en Puerto Rico siguen sin electricidad según las autoridades.

Adicionalmente, se han recibido reportes de destrucción de las Islas Vírgenes Británicas y Anguilla, y además de San Martin, San Bartolomé y San Kitts y Nevis.

“Nuestros peores temores se han convertido en realidad en Barbuda y otros sitios,” dijo Walter Cotte, el Director Regional para las Américas de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR). “Nuestros voluntarios se han activado desde hace días ayudando a las comunidades en la preparación. Aun no podemos hacer una evaluación completa de los daños, pero si sabemos que la Cruz Roja estará proporcionando apoyo extensivo a miles de personas en las próximas semanas y meses.”

Actualmente, Irma está cerca de la Republica Dominicana, Haití y Cuba, donde se estima que unos 26 millones de personas pueden estar vulnerables ante los vientos destructivos y lluvias torrenciales. En preparación ante el paso de Irma, FICR ha emitió 600,000 francos suizos de su Fondo de Emergencia para Desastres (DREF por sus siglas en ingles) para reforzar la fase preparativa y los esfuerzos durante respuesta temprana en la Republica Dominicana y Haití. Esto complementa la asignación de 120,000 francos suizos para Antigua y Barbuda y San Kitts y Nevis.

Estos fondos permitirán que los voluntarios y el personal humanitario de la Cruz Roja que ya se encuentran en terreno puedan ayudar a evacuar las comunidades, preparar y responder ante las primeras horas después del paso del huracán. En Cuba, también se están tomando medidas extensas en preparación.

Junto con los recursos financieros, la FICR y las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja en la región y países y territorios en el paso de Irma han desplegado expertos en respuesta a desastres en todo el Caribe, y han pre-posicionado recursos como unidades médicas de respuesta a emergencia.

“Las personas en el Caribe necesitarán de nuestra ayuda para resistir y luego recuperarse de esta tormenta,” dijo el Sr. Cotte. “Ya estamos preparando lo que puede ser un esfuerzo de respuesta masivo y multi-país. La Cruz Roja ya estuvo antes de Irma y estaremos aquí después de que pase.”

Related content
Media contacts

En Panamá
Diana Arroyo
+507 6675 3300
diana.arroyo@ifrc.org

En Ginebra
Matthew Cochrane
+41 79 251 80 39
matthew.cochrane@ifrc.org