Antalya (Turquía), 11 de noviembre de 2017 – En el marco de una importante conferencia, se ha adoptado diversas medidas que guiarán los esfuerzos del mayor movimiento humanitario del mundo en la atención de las necesidades de las personas afectadas por crisis. En las reuniones mundiales del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (el Movimiento) se analizó tanto los desafíos y las emergencias acuciantes como las tendencias emergentes que tendrán profunda incidencia en el futuro de la acción humanitaria.

Las reuniones se celebraron en Turquía, un país circundado por algunas de las crisis humanitarias más urgentes del mundo, entre otras el conflicto en Siria y la situación de emergencia de quienes intentan atravesar el mar Mediterráneo.

El Movimiento exhortó a los Estados a que garanticen la seguridad y velen por la dignidad de todos los migrantes, así como por el acceso irrestricto de estos a la asistencia humanitaria.

Exhortamos a los Estados a que velen por que todas las personas, independientemente de su nacionalidad o condición jurídica, gocen de un trato digno y respetuoso”, declaró el señor Francesco Rocca, presidente electo de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (Federación Internacional). “Las organizaciones de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja hemos de mantenernos listas para defender a todos los migrantes y personas vulnerables y abogar por ellos. Hemos de estar preparados –y lo estamos– para cooperar con la comunidad internacional en favor del respeto y de la dignidad de todas las personas”.

El Movimiento destacó la necesidad de adoptar nuevos enfoques para intervenir ante la profunda variación de las necesidades, sin por ello dejar de reafirmar la importancia no negociable de la acción humanitaria basada en principios.

En un mundo donde la fe en las instituciones se disipa rápidamente, se deposita una gran confianza en los símbolos de la cruz roja y de la media luna roja, así como en la acción humanitaria neutral, imparcial e independiente, por cuyo conducto se materializan”, afirmó Peter Maurer, presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). “No obstante, en muchos lugares del mundo esa acción imparcial se ve amenazada. Se hace caso omiso de la dignidad humana, se cuestiona la aplicabilidad del derecho y se politiza la ayuda humanitaria”.

La creciente cantidad de ataques perpetrados contra trabajadores y voluntarios humanitarios constituyen uno de los ejemplos más patentes del desdén por las normas y el derecho humanitarios. Desde inicios de año, más de cuarenta y cinco (45) miembros del personal de las organizaciones de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja han perdido así la vida en el cumplimiento de su deber.

 

Mediante la resolución aprobada sobre educación, el Movimiento asumió el compromiso de ampliar su labor en este ámbito en situaciones de conflicto y desastres. A través de la resolución relativa a las armas nucleares, se exhortó a los Estados a que firmaran y aplicaran el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares de reciente aprobación.

Asimismo, el Movimiento prometió intensificar sus actividades relativas a las consecuencias de las crisis humanitarias en la salud mental y a fortalecer y codificar su labor en el contexto de pandemias y epidemias. Además, se asumió el compromiso de fortalecer la equidad de género y la igualdad de oportunidades en los órganos de dirección y en la labor del Movimiento.

Los resultados derivados de las reuniones de la Asamblea General y del Consejo de Delegados enriquecerán la preparación de la XXXIII Conferencia Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja que congregará, en 2019, a los Estados y a todos los componentes del Movimiento.

Related content
Media contacts

Elodie Schindler
+41 79 536 9248
eschindler@icrc.org

Matthew Cochrane
+41 79 251 8039
matthew.cochrane@ifrc.org

Metadata
National Society
Country
Themes