Ginebra, 5 de diciembre de 2019

Los dos nuevos integrantes de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (Federación Internacional) consideran que la intervención ante las consecuencias humanitarias del cambio climático es una de sus principales prioridades.

La Cruz Roja de Bután y la Cruz Roja de las Islas Marshall han sido admitidas en el día de hoy en calidad de miembros de pleno derecho número 191 y 192 de la Federación Internacional. La decisión se ha tomado por unanimidad en el XXII periodo de sesiones de la Asamblea General que se celebra actualmente en Ginebra.

Francesco Rocca, presidente de la Federación Internacional, ha señalado que:

“El diminuto y montañoso Reino de Bután y los veintinueve (29) atolones coralinos y cinco islas de baja altitud que conforman la República de las Islas Marshall son ejemplos de cómo el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja une a países muy diversos en un espíritu de paz y cooperación.

“Estos países ejemplifican asimismo la unión de la humanidad en la batalla contra la crisis climática. En ambos casos, los efectos humanitarios del cambio climático son una realidad y representan una amenaza evidente para las comunidades vulnerables”.

En Bután, el cambio climático contribuye a la aparición de lluvias más intensas, inundaciones repentinas y nuevas enfermedades. Los miembros del personal y los dos mil cuatrocientos (2400) voluntarios de la Cruz Roja de Bután, repartidos en veinte (20) secciones locales, apoyan la preparación de las comunidades haciendo hincapié en el ámbito sanitario —con formación en primeros auxilios para taxistas y conductores de autobús—, en la gestión de desastres y en la adaptación al cambio climático.

Dragyel Tenzin Dorjee, secretario general de la Cruz Roja de Bután, ha explicado que:

“Los siete principios fundamentales del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja —humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, servicio voluntario, unidad y universalidad— constituyen valores atemporales que se conjugan perfectamente con la filosofía de felicidad nacional bruta, que guía los pasos de Bután haciendo del bienestar humano el principal objetivo del gobierno del Reino”.

La Cruz Roja de las Islas Marshall tiene sus orígenes en un pequeño grupo de voluntarios muy entregados que deseaban ayudar a las comunidades afectadas por la sequía en 2013. En la actualidad, se ha convertido en una organización centrada en cuestiones sanitarias, gestión de desastres, adaptación al cambio climático y movilización de voluntarios, con una red de cincuenta (50) voluntarios que incluye once (11) unidades de intervención de emergencia distribuidas por este país de 75 000 habitantes.

“Nuestro país se encuentra en primera línea de la crisis climática mundial. En estos precisos momentos, nos enfrentamos a un aumento de enfermedades asociadas al cambio climático, como el dengue, así como a la sequía y a inundaciones costeras frecuentes debidas al elevado oleaje y a mareas excepcionales. Nuestros voluntarios ofrecen un apoyo activo a sus comunidades y nos llena de orgullo poder continuar esa labor en calidad de miembros oficiales del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja”, ha indicado el doctor Alexander Pinano, presidente de la Cruz Roja de las Islas Marshall.

Related content

Acerca de la Federación Internacional

La Federación Internacional es la más amplia red humanitaria del mundo, integrada por 192 Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, que se esfuerzan por salvar vidas y promover el respeto de la dignidad humana en el mundo.

www.ifrc.org Facebook Twitter YouTube

Media contacts

No dude en solicitar información adicional dirigiéndose a las siguientes personas de contacto.

En Ginebra: Ann Vaessen, +41 79 405 77 50, ann.vaessen@ifrc.org

En Ginebra: Laura Ngo-Fontaine, +41 79 570 44 18, laura-ngofontaine@ifrc.org