La Sociedad de la Cruz Roja de Granada (GRCS) está trabajando actualmente en treinta y dos comunidades en Granada para educar a la población y crear conciencia sobre las enfermedades transmitidas por mosquitos, como el Zika, el dengue y la chikungunya. No es una tarea fácil, ya que el equipo es pequeño. Sin embargo, lo hacen ya que reconocen la importancia del trabajo que realizan.

Avion Baptiste, facilitadar comunitaria con el Proyecto de prevención de enfermedades transmitidas por vectores, disfruta ver «la alegría y la satisfacción en los rostros cuando realizas una actividad o compartes información que la gente encuentra útil». Avion es alegre y está llena de entusiasmo, por lo que no es una sorpresa que también le encante «trabajar con la comunidad para que puedan ver en qué pueden convertirse con nuestra ayuda».

Informada. Comprometida. Empoderada. Son características de las comunidades después de interactuar con la Cruz Roja de Granada. Como evidencia esta el hecho de que la comunidad de Bellevue ha establecido un comité directivo para abordar las cuestiones planteadas por los miembros de la comunidad. El gerente del Proyecto de Prevención y Respuesta al Zika en el Caribe, Abdul Nasir Khan, quedó muy impresionado por este hecho en su visita de campo. «Increíble» fue la forma en que describió una presentación del mural realizado por los residentes de Bellevue en respuesta a una evaluación de sus necesidades de salud. A pesar de que hay mucha división en Bellevue y muchos de sus residentes no están de acuerdo, el comité está decidido a trazar una ruta para avanzar.

Mon Toute es otra comunidad en Granada que ha sentido el efecto de la Cruz Roja y la persistencia de su Equipo Zika. Es un lugar donde se les recomienda a los turistas no entrar debido al alto crimen y las drogas. También es un área que estaba experimentando serios problemas con el vertido de basura. Sin embargo, después de la intervención de la Cruz Roja, el terreno se limpió y se transformó en una solución útil; actualmente se está utilizando para plantar productos. Las consecuencias de la acumulación de basura fueron más allá de las preocupaciones ambientales y de salud, también causaron contención en la comunidad. Un señor que al principio se negaba a salir y participar en la actividad de limpieza declarando que «¡la gente es demasiado desagradable!», fue convencido por los voluntarios para colaborar. De hecho, asumió una posición de liderazgo y se convirtió en el cerebro del esfuerzo.

El fenómeno que ocurrió en La Tante es quizás un testimonio final sobre el impacto de la Cruz Roja de Granada. Cuando los oficiales de campo realizaron su evaluación inicial, los jóvenes de La Tante se acercaron a ellos y les pidieron que regresaran y les brindaran información y educación sobre temas de salud que afectaban a su comunidad en especifico. El equipo facilitó esta solicitud y, debido al tamaño de la comunidad, hicieron dos presentaciones sobre el Zika, el cáncer de próstata y los signos de un ataque cardíaco.

Bellevue, Mon Toute, La Tante, lugares con nombres que hablan de la historia de Granada pero que están experimentando los problemas de los tiempos modernos. Es un buen augurio entonces que todos ellos tengan residentes que están decididos a hacerlo mejor y a ser mejores. Este deseo de mejora no se limita a las evaluaciones y presentaciones. En cambio, con el apoyo de la Cruz Roja de Granada, estos residentes y los de las otras veintinueve comunidades, desarrollarán un plan de acción que identifique los pasos que deben dar para abordar sus problemas y asegurar su futuro.