La Cruz Roja de Santa Lucía está brindando ayuda a las familias afectadas por el paso de la Tormenta Tropical Kirk. Los voluntarios y el personal estaban en alerta máxima para responder a la Tormenta que impactó la isla la noche del 27 de septiembre de 2018. El sistema causó daños en las comunidades alrededor de la isla, acompañado por fuertes vientos y tormentas eléctricas. Los cortes de electricidad y las interrupciones a los sistemas de comunicación también fueron generalizados.

Antes del inicio del sistema, se alentó a los voluntarios y al personal a activar sus planes familiares para casos de desastre. El comunicado a los voluntarios y al personal también alentó a las personas a garantizar la seguridad de ellos y sus familias antes de reportarse a sus unidades comunitarias de la Cruz Roja o a la Sede Central de la Cruz Roja de Santa Lucía.

Pasada la tormenta, los voluntarios y el personal de la Cruz Roja llevaron a cabo evaluaciones rápidas de la comunidad para determinar los daños y las necesidades inmediatas de los afectados por la Tormenta Tropical Kirk. La principal preocupación de las evaluaciones fueron los techos dañados. La Cruz Roja de Santa Lucía respondió con la distribución de artículos no alimentarios a los afectados, incluyendo mantas, lonas y kits de limpieza.

Hubert Pierre, presidente de la Cruz Roja de Santa Lucía, indicó que las evaluaciones continuarán ya que los informes de daños continúan llegando a la oficina. Según el Sr. Pierre, «continuaremos realizando evaluaciones y respondiendo en base a ellas».

Bajo el Plan Nacional de Desastres, la Cruz Roja de Santa Lucía tiene el mandato de brindar asistencia durante las primeras 72 horas posteriores a un desastre.