Con el fin de asistir al mayor número de personas con necesidades urgentes y en situación de movilidad humana, la Cruz Roja Ecuatoriana, el Comité Internacional de la Cruz Roja y la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, vienen brindando asistencia humanitaria en tres puntos del país: dos en la frontera norte (Rumichaca y Sucumbíos), y uno en la frontera sur (Huaquillas).

En Rumichaca, población fronteriza que une Ecuador con Colombia al norte del país, y que está ubicada a 239km. de la ciudad de Quito, se reportaron durante el mes de julio 2.997 llamadas telefónicas y 8 accesos a internet para Restablecimiento del Contacto entre Familiares (RCF), así como 1.193 cargas de batería de celulares. También se brindó asistencia humanitaria, a través de voluntarios y técnicos, en agua, saneamiento e higiene, apoyo psicosocial, primeros auxilios básicos y RCF; esta asistencia continuará durante los próximos seis meses. Asimismo, en la frontera sur del país, en la localidad de Huaquillas, ubicada a 599 km. de la ciudad capital y que limita con Perú, voluntarios de Cruz Roja Ecuatoriana realizan entregas de kits nutricionales en el Centro Binacional de Atención Fronteriza (CEBAF).

Según datos de la Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, en América (incluyendo el Caribe) viven alrededor del 26,6% de los migrantes en el mundo (61,6 millones de personas). Las personas migrantes y desplazadas internas que intentan establecerse en otros lugares, son a menudo objeto de discriminación, violencia y falta de acceso a los servicios sociales. Estas cifras han movilizado el llamado del Movimiento Internacional de Cruz Roja.