Miles de personas circulan diariamente en Colombia ya sea en tránsito y / o con la intención de quedarse. A medida que la población en movimiento ha aumentado, ha habido una escalada correspondiente en las necesidades humanitarias, como el acceso a los servicios de salud (medicamentos), el acceso a los alimentos y la protección. La Cruz Roja Colombiana está llevando a cabo diferentes acciones humanitarias en respuesta a la situación. Estas acciones se han realizado a través de sus seccionales en la zona fronteriza; así como en las ciudades anfitrionas que reciben a la población migrante, apoyando a las personas a través de la atención médica, distribuciones de agua y promoción de la higiene, restablecimiento de contactos familiares, distribución de alimentos, además de asistencia humanitaria y recuperación temprana de los medios de vida.

Cada día miles de migrantes ingresan a Colombia con la esperanza de cambiar sus vidas. El paso por la frontera de La Guajira colombiana no es nada fácil, es una zona desértica y muchos han caminado largas distancias antes de alcanzar la frontera.

El paso por la frontera de La Guajira Colombia no es sencillo para los miles de migrantes que lo cruzan a diario. Muchos cruzan a pie, mientras que otros consiguen alguna forma de transporte una vez cruzada la frontera, pero no siempre estos transportes son los más idóneos para la seguridad de las personas.

Para brindar apoyo a la población, la Cruz Roja Colombiana cuenta con más de 27.000 voluntarios activos que viven y trabajan en comunidades de todo el país y que están preparados para responder ante esta situación.

La Cruz Roja Colombiana ha instalado en Paraguachón, en la Guajira Colombiana un puesto de atención a los migrantes en el que ofrece primeros auxilios, agua y la posibilidad de contactarse con sus familiares.