Los heridos y afectados sobrevivientes de una erupción volcánica en Guatemala están siendo trasladados al hospital por la Cruz Roja. Al menos 25 personas fallecieron cuando el volcán de Fuego, que se encuentra a 40 km al sudoeste de la capital, Ciudad de Guatemala, comenzó su erupción el domingo 3 de junio.

La erupción envió flujos piroclásticos mortales y ceniza a través de un radio de 15 kilómetros. Hasta 1,7 millones de personas pueden verse afectadas.

Los equipos de respuesta a emergencias de la Cruz Roja Guatemalteca brindan apoyo médico y psicosocial a los sobrevivientes, y se han desplegado ambulancias de tres filiales de la Cruz Roja para llevar a los heridos a los hospitales de la capital.

El trabajo urgente continúa para evacuar a las comunidades de la zona de peligro: unas 3.100 personas fueron trasladadas a áreas seguras el lunes por la mañana, y se planifican nuevas evacuaciones.

La Cruz Roja ha abierto un centro de acopio en la ciudad de Guatemala para recibir donaciones, y también operará en el Restablecimiento de Contactos Familiares y servicios de sangre.