Para atender la creciente demanda de requerimientos humanitarios en la frontera Colombo – venezolana, la Cruz Roja Colombiana ha desarrollado un plan de atención que incluye salud, apoyo psicosocial, alojamiento temporal, seguridad alimentaria y restablecimiento de contactos familiares. Hasta el momento la Cruz Roja Colombiana contabiliza más de 260 mil personas beneficiadas y alrededor de 800 voluntarios trabajando para atender los requerimientos humanitarios en la frontera.

Como parte de las acciones desarrolladas, se ha establecido el Centro de Atención Transitoria al Migrante en la ciudad de Cúcuta. Con capacidad para 240 personas este centro cuenta con las condiciones necesarias para la atención inmediata de las personas que lo requieran. Adicionalmente, cuenta con personal médico y voluntario las 24 horas del día, con el fin de atender cualquier eventualidad que se pueda presentar.

“Frente a la situación que se vive en la frontera con Venezuela, es fundamental para instituciones como la Cruz Roja Colombiana asumir un rol participativo en iniciativas que, como el Centro de Atención al Migrante, permiten aportar de manera positiva a prevenir y aliviar el sufrimiento humano en todas las circunstancias”, destacó la Presidenta Nacional de Cruz Roja Colombiana, Dra. Judith Carvajal de Álvarez, en una visita a la frontera que realizara el pasado fin de semana.

En esta visita también participaron el Dr. Francisco Moreno Carrillo, Director Ejecutivo (E) de la Cruz Roja Colombiana; Señor Javier González, delegado en Colombia de la Cruz Roja Alemana; el Director Regional para América de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR), Walter Cotte Witingan y el Dr. Carlos Iván Márquez, director de la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo de Desastres (UNGRD).

“El trabajo que se está desarrollando en este centro de atención a migrantes es de gran importancia para asegurar el bienestar y la salud de las personas que han decidido dejar sus lugares de origen. Como Cruz Roja es nuestro deber proveer atención a todos aquellos que lo necesiten, sin hacer ninguna diferencia. La situación en esta frontera requiere del trabajo coordinado de diversos organismos y eso es lo que hemos podido apreciar en esta visita”, comentó Walter Cotte, director para América de la FICR.

Algunas cifras relevantes:

  • 800 voluntarios trabajan para atender los requerimientos humanitarios de frontera.
  • 230.000 personas han recibido atención en salud, apoyo psicosocial, alojamiento temporal, seguridad alimentaria y restablecimiento de contactos familiares.
  • 585 personas beneficiadas a través del Sistema de Atención Humanitaria al Retorno, convenio con Cancillería.
  • 133 personas beneficiadas por el Centro de Atención Transitorio al Migrante.