Rosco, Anónymuz y Kurt iniciaron el 2018 con buena pata… Si pata, porque los tres son perros especializados en búsqueda y rescate de la Unidad Canina de Rescate K – SAR de la Cruz Roja Costarricense y esta semana obtuvieron la certificación internacional que les permitirá continuar salvando vidas fuera de las fronteras de Costa Rica.

Durante dos días, los tres caninos debieron enfrentarse a duras evaluaciones para probar, junto con sus compañeros humanos, sus habilidades para búsqueda, descartes, marcaje, obediencia y control. “La dinámica para la evaluación consistió en esconder ´víctimas´ y luego se envían a los Caninos para que los ubiquen. Cabe resaltar que ni los guías ni los perros conocen dónde están las ´víctimas´, ni la cantidad de estas”, nos cuenta Ángel Rodríguez, instructor y evaluador de Cruz Roja Panameña, encargado de certificar a los canes.

Rosco, Anónymuz y Kurt llevan más de año y medio entrenándose rigurosamente y realizando prácticas que les permitan participar como parte de los equipos internacionales de búsqueda y rescate junto con otros canes de distintos países y que en momentos de emergencia se convierten en verdaderos héroes. A pesar de que existe una diversidad de tecnología para localizar personas debajo de escombros hasta el momento nada ha logrado superar la eficacia y la rapidez con que el olfato de un canino lo hace, por eso es tan importante el trabajo que realizan las Unidades K – SAR de las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja en América.

Nuestros amigos canes se certificaron en binomio con sus compañeros humanos Alvin Villalá, Wagner Leiva y Carlos Bolaños. La certificación obtenida les faculta para participar en acciones de Búsqueda y Rescate de vidas humanas en escombros, estructuras colapsadas, deslizamientos o víctimas en campos abiertos producto de accidentes o desastres naturales a nivel Internacional.

Con información de Cruz Roja Costarricense.