La falta de electricidad y escasa conectividad que dejó el huracán María a lo largo de Puerto Rico dejaron a muchas personas incomunicadas, sin la posibilidad de saber si sus familiares estaban bien o necesitaban algo.

Como parte de su operación de respuesta, la Cruz Roja Americana trabaja para reunificar familias gracias al equipo satelital conocido como VSAT. Este programa satelital ofrece WiFi gratis para que los usuarios puedan contactar a sus familiares a través de los medios sociales. El satélite es parte del programa de reunificación de familias llamado Sano y Salvo que busca restablecer lazos familiares luego de un desastre.

Desde el paso del huracán María, Fátima Haram de 66 años y su esposo Abdelrahman Salem de 72 años se habían quedado sin comunicación. Ambos de nacionalidad árabe llevan residiendo en Puerto Rico cinco años, y es la primera vez que se quedan sin comunicación con sus seres queridos.

Las lágrimas de emoción no se hicieron esperar cuando Fátima logró comunicarse con su hija quien reside en Europa mediante señal de Internet gratis que brindó el programa de Sano y Salvo de la Cruz Roja en la Plaza La Revolución en Lares.

Entre abrazos y lágrimas, Fátima y Abdelrahman dieron las gracias a la Cruz Roja por ayudarles con la comunicación a larga distancia y por los servicios del Internet gratis.