«Creemos que esta enfermedad que nos estaba matando era un castigo de Dios para Liberia porque no estábamos siguiendo sus enseñanzas»


Oyente de un programa de radio

La epidemia de Ébola de 2014 en África Occidental fue la más extensa y compleja desde el descubrimiento del virus en 1976. Esta epidemia se cobró más vidas que todas las epidemias anteriores juntas. Se propagó a través de los países de África Occidental, desde Guinea a Nigeria, pasando por Senegal, Sierra Leona, Mali y Liberia. Desde el inicio de la epidemia, las comunicaciones y la fuerte participación comunitaria fuero  fundamentales para una respuesta efectiva, debido a los mitos y a la desconfianza en las comunidades. Las intervenciones se centraron en trabajar con los miembros de las comunidades, tanto en las zonas afectadas como en las no afectadas, para asegurar que entendían cómo protegerse a sí mismos y cómo prevenir la propagación del virus. Los equipos de la Cruz Roja visitaron los hogares puerta a puerta y trabajaron con los ancianos y líderes religiosos de las comunidades para educar a las familias sobre cómo se contagiaba el virus, cuáles eran los síntomas, y la importancia de buscar tratamiento lo más pronto posible. Los mensajes se enfocaron en desmentir los mitos y proporcionar información para salvar vidas. Por ejemplo: «El Ébola no se propaga por el aire o el agua, ni a través de la brujería. Se contagia a través del contacto directo con los fluidos corporales de una persona infectada». La retroalimentación de la comunidad, por su parte, proporcionó una gran cantidad de datos e información.

Usando múltiples canales de comunicación Además de la visitas puerta a puerta para transmitir los mensajes y escuchar a la comunidad, las Sociedades Nacionales, con el apoyo de la FICR, usaron también una variedad de canales de comunicación, desde telenovelas y programas de radio interactivos, hasta mensajes SMS y servicios de línea telefónica directa. En Sierra Leona, se enviaron unos 2 millones de mensajes SMS mensualmente; éstos tuvieron un importante papel en transmitir información dirigida
a sensibilizar a la población sobre la protección contra el Ébola y la prevención de la enfermedad. En Liberia, la Cruz Roja lanzó un programa de radio móvil operado desde un vehículo. El programa visitaba comunidades remotas para dar la oportunidad a las personas de hacer preguntas sobre el Ébola y discutir con personal y voluntarios de la Cruz Roja expertos en movilización comunitaria. Los programas de entrevistas en la radio también sirvieron para involucrar al público en la lucha contra el Ébola, y recuperar la confianza de las comunidades que se resistían a la aproximación de la Cruz Roja. Al mismo tiempo, la Cruz Roja distribuyó radios que funcionan con energía solar en pueblos  remotos para que las personas pudieran escuchar la radio y participar en las transmisiones. Además, personalidades famosas del país, como un reconocido productor de cine, ofrecieron su apoyo a la Cruz Roja para grabar una telenovela en Sierra Leona, titulada «Consejos», que se transmitió en un programa de televisión semanal de la Cruz Roja, y cuyo guion también se adaptó para la radio. Al usar locaciones y personajes famosos con los que la población se sentía identificada, las telenovelas demostraron ser una manera muy eficaz de sensibilizar a la población sobre el Ébola.