La Cruz Roja Mexicana ha doblado esfuerzos en sus acciones humanitarias para ayudar a las regiones afectadas por el terremoto que experimentó México el pasado 08 de setiembre con una magnitud de 8.1 grados en la escala de Ritcher. La labor auxiliar de Cruz Roja ha permitido la implementación de centros de acopio y la Coordinación Nacional de Restablecimiento de Contactos entre Familiares (RCF).

El presidente nacional de Cruz Roja Mexicana, Fernando Suinaga Cárdenas, anunció la apertura de Centros de Acopio ,que comenzaron a funcionar desde el 09 de septiembre. Desde entonces, la Cruz Roja Mexicana ha acopiado 236 toneladas de ayuda humanitaria en sus centros de acopio ubicados en 16 estados del país, de ellos 130 toneladas se han enviado al estado de Oaxaca donde se han repartido a 16 comunidades del Istmo. Esta ayuda ha beneficiado a 24 mil personas.

Más de 260 voluntarios de la Cruz Roja Mexicana y civiles trabajan en la clasificación, empacado y distribución de los paquetes de ayuda humanitaria.

Adicionalmente, Cruz Roja Mexicana ha entregado más de 600 casas de campaña, para dar refugio a muchas personas que han perdido sus hogares y duermen en la intemperie.

En el estado de Chiapas la Cruz Roja entregó más de 4 toneladas de ayuda humanitaria para distribuir en la zona costera, donde se registran más daños y se desplazaron voluntarios del área de socorros para asistir a los pobladores con una clínica móvil.

 

Más información: www.cruzrojamexicana.org.mx/