Mientras el huracán Harvey se acerca a tierra, la Cruz Roja Americana está coordinando un enorme esfuerzo de socorro adelantándose al pronóstico de huracán más mortífero y devastador en golpear a los Estados Unidos en más de una década.

El huracán Harvey llegará a tierra esta noche a lo largo de la costa del Golfo de Texas con vientos de más de 100 mph y hasta 35 pulgadas de lluvia, lo que puede conducir a devastadoras y peligrosas inundaciones. También es posible que se generen tornados. Se espera que la tormenta se mantenga sobre parte de Texas y Luisiana por varios días.

Órdenes de evacuación están vigentes en algunos lugares de ambos estados. Más de 90 personas pasaron la noche del jueves en 7 refugios de la Cruz Roja y cerca de 50 refugios adicionales están listos para abrir y apoyar a miles de personas si es necesario. Las personas que se encuentran en la ruta de esta tormenta deben mantenerse informados y seguir inmediatamente las órdenes de evacuación que vayan efectuando las autoridades locales.

“Esta es una tormenta peligrosa y los próximos días van a desafiar a todos a lo largo de la Costa del Golfo. Este es el momento para que la gente se reúna para apoyarse mutuamente “, dijo Brad Kieserman, vicepresidente de Operaciones de Servicios de Desastres y Logística de la Cruz Roja. “Estamos poniendo en marcha nuestro mayor esfuerzo de socorro ante huracanes, y con la ayuda de nuestros socios, estamos listos para albergar a miles de personas”.

La Cruz Roja está movilizando a cientos de trabajadores de socorro de la Cruz Roja capacitados para la asistencia en casos de desastre, camiones de suministros de cocina y decenas de miles de comidas para apoyar este esfuerzo de respuesta. Los remolques llenos de provisiones de refugio, incluyendo cunas y mantas, lo suficiente para apoyar a más de 20.000 personas, están llegando a Texas hoy. Más de 40 vehículos de respuesta a emergencias de la Cruz Roja se han activado y se encuentran alerta. La Cruz Roja también está trabajando en estrecha colaboración con funcionarios gubernamentales y socios comunitarios en Texas y Luisiana para coordinar los posibles esfuerzos de respuesta.

Para más información visite: www.redcross.org/