Respuestas a las necesidades de los migrantes en los campamentos de migrantes

Algunos migrantes pueden pasar algún tiempo en un campamento de migrantes. Su estancia en esos campamentos puede ser  de distinta índole.

Teniendo en cuenta las diversas características, a los fines del informe en esta sección se consideran los casos de los migrantes que se quedan en un campamento con la intención de reasentarse  en un país diferente; los que se quedan hasta que puedan regresar a su país de origen; o los que se quedan hasta que se asientan en el país en que se encuentra el campamento.

La siguiente sección presenta un panorama general de las necesidades de los migrantes mientras están en los campamentos de migrantes, y seis prácticas eficaces que permiten abordar algunas de estas necesidades.

 

Mensajes fundamentales de esta sección

NECESIDADES DE LOS MIGRANTES

  • Las necesidades en los campamentos de migrantes abarcan todos los aspectos de la capacidad de resistencia y recuperación. Cuando un migrante llega y se integra en el campamento, se produce gradualmente un evolución, de un enfoque centrado en la necesidad de bienes primordialmente materiales (capital físico), a otro más centrado en otro tipo de necesidades (seguridad normativa y capital  financiero, social, humano y natural). El motivo principal es  que la duración de la estancia en un campamento de migrantes puede variar considerablemente, de unas pocas semanas a decenios.

PRÁCTICAS EFICACES

  • La mayoría de las prácticas eficaces permitieron identificar las necesidades físicas que se deben abordar.
  • Las prácticas eficaces identificadas comparten algunas características: intentan aportar soluciones a largo plazo para los migrantes, con la idea de que estos pueden quedarse durante varios años; son en su mayoría constantes y fiables; brindan a los migrantes un apoyo estable, pero flexible, que puede adaptarse para identificar y abordar sus necesidades cambiantes; en su mayoría asocian a los migrantes en la búsqueda de las soluciones, pero algunas aportan directamente la solución; son iniciativas específicas; funcionan en asociación con agentes en el país.
  • Al abordar las necesidades de los migrantes en los campamentos, los agentes se han debido hacer frente a algunos desafíos comunes. Pueden mencionarse la distribución desigual del apoyo entre los campamentos, el obstáculo del idioma, las barreras culturales para abordar algunos temas, o las tensiones con las comunidades vulnerables vecinas. Algunas enseñanzas se refieren a la necesidad de crear una diagramación clara con las funciones y responsabilidades, incluir en la intervención a las poblaciones de acogida más vulnerables, dialogar regularmente con los dirigentes de la comunidad, y asociar en la intervención a los migrantes con aptitudes lingüísticas.

Las necesidades en los campamentos de migrantes abarcan todos los aspectos de la capacidad de resistencia y recuperación.

Esta sección considera las necesidades de los migrantes en los campamentos de migrantes. La estancia en dichos recintos suele ser de diversa índole e incluye a los migrantes que se quedan en el campamento con la intención de reasentarse en un país diferente; los que permanecen hasta que puedan regresar a su país de origen; o los que se quedan hasta que se asientan en el país en que se encuentra el campamento. Así pues, la estancia de los migrantes puede durar de unas pocas semanas a varios decenios. Se estima que en los casos notables la duración media (prolongada o no) de la situación de refugiado se ha incrementado, de nueve años en 1993, a diecisiete años en 2003. [1]

1 www.unhcr.org/40c982172.pdf.

 

 

Cuando un migrante llega y se integra en el campamento, el carácter de sus necesidades ha de evolucionar en diversos aspectos:

Sistemas normativos y de gobierno: a lo largo de su estancia, el migrante debe poder permanecer en el campamento durante todo el tiempo que sea necesario o con arreglo a lo acordado. Del mismo modo, debe poder irse en condiciones seguras cuando lo necesite. Durante la estancia, el migrante también debe ser capaz de atender a las necesidades básicas, como vivienda, alimentación, salud, educación y oportunidades de empleo.

Capital financiero: en caso de estancias más largas en los campamentos,  es particularmente importante que el migrante tenga la posibilidad de conseguir empleo o generar ingresos. Esas posibilidades pueden darse en el propio campamento o en la comunidad vecina. Sin embargo, salvo unas pocas excepciones, a menudo hay restricciones jurídicas que impiden a los migrantes trabajar legalmente fuera de los campamentos. La falta de posibilidades económicas probablemente ha de tener efectos negativos en su capital físico, mental y social.

Capital físico: Al principio, cuando el migrante llega al campamento, sus necesidades más urgentes son materiales. Necesita conseguir una vivienda adecuada que se adapte a las condiciones ambientales (frío, lluvia, calor, etc.) y a  sus necesidades sociales (espacios seguros y privados para el migrante, sus hijos y el resto de la familia).

Cuando llega al campamento a menudo el migrante también necesita asistencia médica y alimentos de alto valor nutritivo, ya que puede estar desnutrido, agotado y enfermo a raíz del viaje. A medida que se queda más tiempo, las necesidades evolucionan; por ejemplo, deseará variar los alimentos y platos. Un entrevistado confirmó que los migrantes a menudo tratan de restablecer su vida normal en la medida en que sea posible: «El Programa Mundial de Alimentos proporciona a los migrantes una ración básica de maíz, frijoles, aceite, sal; sin embargo, en una vuelta por el campamento se observará que han diversificado su dieta. Los habitantes comen pasta, arroz, leche, y otros alimentos que no forman parte de la ración básica».

Si el migrante se queda más tiempo cobrará importancia la necesidad de apoyo psicosocial, ya que estará preparado para comenzar a superar las vivencias traumáticas de la huida o experimentadas durante todo el viaje. El hecho de haber permanecido más tiempo puede también haber contribuido a que establezca una relación de confianza más sólida de su auxiliar psicosocial, lo que facilitará la prestación de apoyo psicosocial.

Capital humano: Los niños y jóvenes necesitan acceso a la educación primaria y secundaria y a la formación profesional. De lo contrario, se arriesgan a perder meses o años de estudio, lo que a largo plazo puede menoscabar su capacidad de resistencia y recuperación. En general, el migrante también necesitará disponer de información actualizada sobre sus derechos y los cambios pertinentes en la normativa, así como información práctica sobre el campamento y la posible continuación de su viaje. La necesidad de información puede llegar a ser particularmente importante, en la medida en que los campamentos suelen estar situados lejos de otras fuentes de información.

Capital social: Las necesidades sociales de los migrantes cobran importancia cuanto más tiempo permanecen en el campamento. Si es posible, a menudo tratarán de restablecer los vínculos rotos con sus familias. En algunos casos, acuden a campamentos o regiones específicos para intentar reunirse con familiares que se alojan allí.

En el marco de una eventual estancia de larga duración en el campamento, el migrante también necesita sentirse parte de la comunidad. Ello puede referirse a la comunidad del campamento o a la comunidad de acogida local . «Los refugiados en los campamentos necesitan sentir que están contribuyendo a la sociedad«, explicó un entrevistado. Conviene señalar que, en algunos casos, no se permite a los migrantes salir de sus campamentos, por lo cual esa integración en la comunidad local se vuelve más difícil.

Capital natural: Como se señaló antes, las deficiencias del capital natural (en relación con la atmósfera, la diversidad biológica,  el agua,  la tierra y  los bosques) pueden haber sido un incentivo para emigrar, y el tema debería haberse abordado en el contexto de las iniciativas para las poblaciones vulnerables. La necesidad de capital natural se vuelve nuevamente más importante en un campamento de migrantes, sobre todo si  estos prolongan su estancia. En ese caso, pueden necesitar tierra de buena calidad y agua para los cultivos, utilizar los bosques y los lagos, para pescar y obtener agua, etc. (sin embargo, conviene mencionar que al elaborarse este informe no se encontraron iniciativas que aborden el capital natural en la comunidad de acogida desde la perspectiva de los migrantes).

El cuadro siguiente ofrece una visión general de las necesidades comunes de apoyo externo que pueden experimentar los migrantes. Aunque es probable que se necesite apoyo en todos los ámbitos, un color más oscuro indica generalmente una mayor necesidad de apoyo externo.

Ejemplos de la necesidad de capital físico y financiero

MIGRANTES SIRIOS, LÍBANO

La necesidad de capital financiero se consideró fundamental para atender a la mayor parte de las necesidades de capital físico: los migrantes sirios que habían estado viviendo en un campamento en Líbano durante los últimos años explicaron que los recursos financieros eran una necesidad clave. Dependían del apoyo financiero del ACNUR (130 dólares de los EE.UU por mes por familia) y del trabajo agrícola ocasional, remunerado a razón de 5 dólares de los EE.UU por día, cuando podían encontrarlo. Sin embargo, las necesidades financieras eran elevadas, ya que debían alquilar el terreno en que tenían sus tiendas de campaña a un propietario de tierras local (70 dólares de los EE.UU por mes); sufragar el gasto de la electricidad y el agua; pagar por la atención de salud; y  mantener a familias numerosas.

Las condiciones miserables de vivienda expone a los migrantes a situaciones peligrosas: las condiciones de vivienda de los migrantes sirios en dos campamentos improvisados en el Líbano eran impropias durante algunos periodos del año. Las temperaturas dentro de las tiendas de campaña, hechas de lona, podrían subir hasta + 48º C en verano y descender hasta -9º C en invierno. Por otra parte, eran comunes los incendios, debido al cableado eléctrico deficiente. En un campamento, antes de que se mejorara el cableado se había registrado una media de tres incendios por mes. También eran frecuentes las inundaciones (antes de la construcción de conductos de evacuación), que podían provocar al desbordamiento de letrinas, dejar empapados colchones y mantas y favorecer la propagación de enfermedades.

MIGRANTES CONGOLEÑOS , KENIA

Las oportunidades financieras limitadas dentro de los campamentos incitaron a los migrantes a salir de ese recinto en busca de oportunidades de empleo en el exterior. Algunos migrantes urbanos congoleños indicaron que sabían que los campamentos ofrecían servicios. Sin embargo, habían estimado que en esos campamentos no podían mejorar sus condiciones de vida. En cambio, decidieron irse a Nairobi y optaron por condiciones de vida en situación irregular, pero con  más posibilidad de encontrar empleo que en los campamentos.

Ejemplos de la necesidad de capital humano y social

MIGRANTES SIRIOS, LÍBANO

Debido al intenso tráfico en las carreteras que llevan a la escuela más cercana, algunos niños migrantes no reciben educación: los migrantes sirios de dos campamentos improvisados en el Líbano no pudieron enviar a sus hijos a la escuela. Aunque se impartía educación, la escuela más cercana estaba a cierta distancia del campamento, y los padres se preocupaban por la seguridad de sus hijos, que debían cruzar solos carreteras muy transitadas.

MIGRANTES CONGOLEÑOS , KENIA

La enemistad entre los migrantes en un campamento obliga a algunos a huir de esos lugares en busca de seguridad. Varios migrantes congoleños también explicaron que habían debido irse de los campamentos, buscando la seguridad lejos de otros migrantes que también residían allí. Un migrante congoleño urbano contó que no pudo permanecer en un campamento de migrantes por no sentirse a salvo. Debido a motivos tribales, se intentaba suprimir a los miembros de su familia.

Durante las vacaciones escolares llegaron los rebeldes con la intención de agredir y matar a sus familiares, que fueron torturados y luego asesinados. También dispararon contra el migrante, pero este logró escapar por una ventana. Se ocultó en un camión de madera que pasaba; cuando pudo salir del vehículo estaba en Nairobi. En la ciudad se encontró con alguien que lo llevó a la iglesia y le dio un poco de dinero e instrucciones de que acudiera al ACNUR, donde se registró y entró en un campamento. Por desgracia, sus atacantes enviaron a individuos con orden de encontrarlo y asesinarlo. En el campamento fue atacado una vez por individuos que le dijeron “¿piensas que podrás escapar tan fácilmente?.» El migrante  huyó del campamento y se marchó a la ciudad.

La mayoría de las prácticas eficaces identificadas se refieren a necesidades físicas.

En el cuadro a continuación se indican las prácticas eficaces identificadas en esta etapa.

Características comunes de las prácticas eficaces

Desafíos comunes y enseñanzas

Desafíos comunes

Enseñanzas

Desafíos comunes

Algunos campamentos (en particular los campamentos de migrantes establecidos por su cuenta) pueden recibir menos apoyo que otros.

Enseñanzas

Se debe disponer de un diagrama claro de todos los campamentos y distribuir las funciones y responsabilidades entre los agentes clave que prestan asistencia en los campamentos.

Desafíos comunes

Existe la posibilidad de que surjan tensiones con las poblaciones locales vecinas pobres, que también podrían sentirse con derecho a programas similares.

Enseñanzas

Es conveniente incluir en la intervención a las poblaciones de acogida más vulnerables,  utilizando un criterio claro de vulnerabilidad que incluya a los migrantes y a la población de acogida.

Desafíos comunes

Inicialmente puede resultar difícil para los migrantes abordar cuestiones delicadas como la violencia sexual dentro de las comunidades.

Enseñanzas

Es importante dialogar de forma regular con los grupos de líderes migrantes para fomentar la confianza con la comunidad y poner de manifiesto temas sensibles dentro de la comunidad que de otra manera podrían haberse pasado por alto.

Desafíos comunes

Las barreras del idioma entre las diferentes comunidades y proveedores de servicios y voluntarios hacen más difícil abordar de manera eficaz sus necesidades.

Enseñanzas

Es necesario incorporar a migrantes con aptitudes lingüísticas como parte de los voluntarios (o como traductores remunerados).